miércoles, 3 de diciembre de 2008

La adicción al poker: el lado oscuro.

Recientemente leí un artículo en el que unos científicos hicieron un estudio sobre los jugadores de poker y los drogadictos, donde una resonancia magnética reveló que el cerebro de un adicto y el de un jugador se ve de manera muy similar mientras juega o esté bajo la influencia de alguna sustancia.

El poker puede ser extremadamente adictivo, cuando no se tiene en cuenta el concepto de "apostador responsable", esta es una de las razones por las que nuestro querido juego es censurado en varias partes del mundo. El poker te brinda sentimientos similares a los de estar en un "viaje" por uso de alguna droga. Si miras a las características de muchos jugadores de poker y las comparas con las de cocainómanos, su apariencia tiende a ser de bajo peso, incapacidad de pensar en otra cosa que su adicción, tics y muchos otros efectos secundarios.

No todos padecen de este problema porque los problemas con el juego, esta enfermedad no muestra su fea cara en todas las personas, pero puede destruir la vida de otras. La adicción al poker en línea se está volviendo más común en la sociedad de hoy gracias al boom del poker.

Algunos de los efectos secundarios son la pérdida del apetito y ansias constantes, esto debido a que este estilo de vida te causa un alto estrés constante. Es como un extraño trance en el que entras y sólo puedes pensar en poker. El pensamiento de hacer algo constructivo en tu día sólo empeora las cosas y terminas jugando aun más. Se vuelve tan malo que algunas veces estas tan metido en el juego que en lo único que piensas es en jugar. Tener una conversación seria con alguien antes o después de una sesión de poker es impensable. Puedes olvidarte de tratar de hablar con un jugador de poker mientras juega, puedes hablarles directamente y probablemente olvidan que existas. No es que no les importa, sino que son adictos.



¿A dónde se fue el tiempo?

Pregúntate esto, ¿no te parece que el tiempo desaparece cuando juegas poker? Te puedes sentar con tu computadora a jugar poker y ni siquiera importarte pasar 12 horas jugando, de hecho podrías pasar otras 12 horas si no tuvieras que ir al trabajo o si tu cuerpo no te pidiera descanso. Una vez que juegas poker no encontrarás algo que haga pasar el tiempo más rápido. Los jugadores de poker en realidad viven en otro mundo, incluso lo ven diferente a los demás. Cuando no están jugando definitivamente están pensando en ello. Los números pasan por su cabeza aunque estén dormidos, sesiones pasadas en las que perdieron los acosan mientras analizan que pudieron haber hecho diferente.

Algo característico de los jugadores de poker es que tienen la maldición de acordarse de todas las manos perdidas en lugar de las ganadas. ¿Cuántas veces revisas como jugaste una mano ganada? Probablemente no tantas veces como cuando te torturas por haber jugado mal una en particular. Es un ciclo, una droga, una adicción que es aumentada por grandes victorias y grandes pérdidas.

La resaca del poker en línea

El desenlace de una larga noche de poker puede sentirse peor que una verdadera resaca por una noche de copas. Quedarte despierto hasta las 3 am jugando poker en tu computador te pasara la factura y puede enfermarte realmente, esto combinado con no comer y no estirar puede destrozar tu cuerpo. Si eres un jugador perdedor en internet y adicto deberías ir por un consejo. No es que no puedas curarte por ti mismo pero necesitarás ayuda rápido para que no pierdas todo tu dinero y lastimes a tu familia.

póquer online

El poker en internet se ha vuelto mucho mejor ayudando a jugadores a salir de su adicción, las casas ponen depósito máximo por día a quien deposita a menudo. Puedes incluso limitar tu propia cuentía para prevenir que pierdas mucho en una semana. Si padeces de este problema deberías pedirle a los sitios de poker que no te dejen jugar en su sitio, por medio de un correo o una llamada puedes cerrar tus cuentas de por vida. Puedes incluso llamar a tu banco para que no te dejen hacer mas transacciones a sitios de poker. Es una medida extrema pero es lo mejor en caso de un adicto perdedor que no puede detenerse. Corta la fuente y con el tiempo la necesidad desaparecerá.

Curando la adicción

Hay cientos de sitios para jugadores anónimos pero verdaderamente la única forma de curarte es haciendo las cosas por ti mismo. Tiene que haber balance en tu vida o te volverás loco. Trata de poner tu vida en perspectiva, analiza cómo era tu vida antes y en lo que se ha convertido, es bueno mirarse a uno mismo. Si eres un adicto probablemente no estás viendo bien al espejo. Lo primero en dañarse será tu cuerpo y después tu mente. Piensa en ti mismo, de verdad quieres convertirte en una de esas personas que no les importa su propia salud y parecen que se despertaron en un basurero.

Dejar el poker puede dejarte un sentimiento de vacío, pero no te preocupes es temporal. Sólo tienes que resistirte y poco a poco te sentirás mejor. En una semana sin jugar te sentirás mucho mejor, esto hará que te alejes aun más del juego, este nuevo sentimiento de ser libre de él te dará un gran sentimiento de felicidad.

Intenta buscar algo que te quite esas ansias por jugar. Juega al fútbo, ve al gimnasio, algo en lo que también seas competitivo. La adicción al poker es la mayor razón por la que estos sitios existen, y la razón por la que es tan adictivo es porque eres una persona competitiva y amas ganar. Desafíate a ti mismo a encontrar nuevas y mejores cosas.

El Poker es un juego muy divertido, que puede reportar grandiosos beneficios, pero no todo en la vida es poker, existen cosas mucho más importantes que debes tener en cuenta y no dejarlas de lado.

póquer online

No hay comentarios:

Poker Profesor 150$ gratis