miércoles, 20 de febrero de 2008

Para ganar hay que ser agresivo....

Si quieres ganar dinero en torneos de No Limit Texas Hold’em tienes que ser agresivo. Todos los jugadores que ganan millones de dólares en la televisión tienen una cosa en común, la AGRESIVIDAD.
¿Qué significa ser agresivo en la mesa de poker? Es subir a menudo, pelear muchos botes, ser activo.La estrategia opuesta es esperar súper manos (AA, KK..) y tener acción cuando te llegan. Esto presenta varios problemas:
-Las ciegas y antes (apuestas iniciales que ponen todos los jugadores de la mesa) suben regularmente y te obligan a jugar. No te llegarán suficientes manos muy buenas para sobrevivir.
-Te volverás muy predecible. Los demás jugadores se darán cuenta que juegas muy pocas manos. Sabrán que tienes una supermano cuando entras en un bote y no verán tus subidas.
-No te tendrán miedo. Tus oponentes atacarán tus ciegas sabiendo que sólo irás con una mano fuerte. No es la imagen que quieres en la mesa.

¿Cómo jugar?La clave para ser un jugador agresivo exitoso es ser selectivo. No hay que volverse temerario o imprudente.Tienes que ser agresivo y cauteloso.
Parece contradictorio, pero no lo es: el jugador agresivo pero cauteloso sube y resube más a menudo que el promedio, pero lo hace con posición (tener posición es cuando en la mesa hablas en última posición) y eligiendo a sus oponentes.
Su objetivo es llevarse las ciegas o el bote en el flop, si encuentra resistencia tirará sus cartas sin arriesgar más, a menos de tener un buen juego.En una mesa de jugadores conservadores puedes robar las ciegas por lo menos el 70% de las veces que subes.
Pero la gran ventaja es que cuando tienes un monstruo (A-A, K-K) o en el flop consigues una mano muy fuerte podrás limpiar a tu oponente que pagó con una buena mano.
Sabemos que es difícil recibir una mano inicial de primera categoría en Hold’em, eso ayuda a los jugadores agresivos. Por un lado, les facilita robar, del otro tienen acción cuando las reciben porque sus oponentes piensan (con razón), que no se puede tener buenas cartas todo el tiempo.
Lo importante es no arriesgar demasiado y saber retirarte cuando no tienes mano y que la oposición se resista.
A nadie le gusta jugar contra un jugador agresivo, siempre presiona a los demás y es difícil de leer. Trata de ser este jugador, eligiendo las situaciones favorables y sabiendo cuando debes abandonar tu mano para no perder más.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Madre mia...menuda clase on-line de Poker nos estás dando...:)
Deberías cobrar por esto jeje

Poker Profesor 150$ gratis